Monday, March 14, 2016
Podemos definir al deporte como pasatiempo, diversión, recreación y ejercicio físico practicado generalmente para vencer a un adversario o superar una marca. La competencia en cambio fortalece al carácter y el espíritu, además de promover la camaradería. Hay Artes Marciales que están constituídas como deporte oficial, ya sea porque son Olímpicas o porque están dentro del profesionalismo. Con el paso del tiempo estas Artes Marciales seguramente quedarán definidas como deporte, porque la experiencia demuestra que el concepto de arte se pierde con el deportivismo.

Las Artes Marciales en general engloban una serie de conceptos y principios por medio de los cuales se pretende un mundo más integrado y moral. Estas constituyen un verdadero camino en la vida, a travéz del cual uno puede descubrir valores que hacen más grande al hombre como ser humano. El estudio de las Artes Marciales, es en todo sentido "Filosofía de vida".

Una de las diferencias entre ambos es que para realizar un deporte se requiere de un entrenador, mientras que en un Arte Marcial se requiere un maestro, quien no solo nos prepara física y técnicamente sino que nos enseña filosofía, cultura moral y nos prepara para vivir mejor. Pero fundamentalmente nos lleva por el camino de encontrarnos con el verdadero maestro que todos tenemos dentro.

Las Artes Marciales, como deportes, contienen los mismos beneficios y contras que encierran los deportes en general; con la salvedad que en las Artes Marciales el deporte forma una pequeña parte de su enseñanza y no es esta, en particular, la más importante debido a que la verdadera lucha en las Artes Marciales es con uno mismo y no con el oponente, ya que los rivales más fuertes que uno debe vencer son los que uno tiene dentro de sí mismo y no fuera. Las marcas a superar son objetivos en la vida y la cantidad de maderas que uno tiene que romper, es esa resistencia tan difícil de precisar que nos permite cada día al superarla, ser un poco mejores personas que el anterior.

Estos conceptos, en particular, de que la lucha principal es con uno mismo y no con el oponente y que las marcas a superar son nuestros propios objetivos, son la diferencia principal que existe entre un Arte Marcial y un Deporte.

© 2018 “AEIT Federacion”
Desarrollado por MG Sistemas - mgsistemas@gmail.com